Llorarás Veneno

Pusiste tus ojos en mi, me enamoraste y caí. Y luego me encerraste tras rejas con espinas. Rejas sin salida, cárcel de dolor. No me pegaste con el puño, me mataste a cuenta gotas a fuerza de desilusión. Yo tonta y tan ciega, sentía tu desdén pero nunca fui capaz de ver que tu intención. Me faltó intuición, firmeza para decidir que estar sin ti es estar mejor. Una ciega, víctima de mi propio corazón. Te di mi cuerpo y mi alma y tu correspondiste con mentiras, con desplantes, con dolor. Sólo supiste romper mi corazón.

Yo, tu muñeca inservible, tu plato sucio. Jamás sabré que habrás ganado destrozándome la vida, jamás veré sanar esta herida que has dejado en mi interior. Tu sola compañía era un castigo, yo que pensaba que sentías amor. Ojalá te hundas algún día en el infierno. Ojalá te enamores y te desprecien, te pisotéen y te insulten como conmigo lo has hecho tu. Ningún crimen queda impune. Pagarás por la muerte de mis ilusiones, llorarás veneno y morirás ahogado en tu propio ego.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s